Retos éticos y futuro

La “Ciencia ficción” explora los diferentes límites éticos del auge de personas con implantes.

Para explicar y entender qué motiva a una persona a optar, decir “sí”, a la opción de… si les gustaría tener acceso a ello, a esos implantes, a someterse a esas intervenciones  quirúrgicas, a veces complejas y en su mayoría delicadas… hay que entender los motivos y situación de cada persona. Rafael Duran, director del Sin ficciónCiborg entre nosotros, planteó las dudas filosóficos y éticas de la experimentación con el cuerpo más allá de los límites biológicos a través de cuatro testigos, cuatro personas que se atrevieron a introducir tecnología en sus cuerpos para ampliar sus capacidades.

Quizá a groso modo, el simple hecho de hablar de este tema, suene ¿violento? ¿extraño? e incluso para algunas personas algo horrible… Sin embargo, no siempre es así, para muchos, es coger la mano a la única opción, que solventa sus inquietudes, sus necesidades, su autonomía, su libertad, sin más; aquello que le puede dotar de diferentes habilidades a las que hasta entonces no habían tenido acceso, habilidades a veces imprescindibles en el día a día, como pueden ser; levantarse, vestirse, lavarse, ver los colores,  oler un perfume, escuchar una melodía, sentir una caricia… Algo que para muchos resulta cotidiano, rudimentario y habitual. Sin embargo, para otros no es así,  es algo muy lejano, que por el momento sólo cabe en un mundo imaginario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, las posibilidades son infinitas. “Si lo puedes creer, lo puedes crear”, ¿no? Casi. Hemos llegado a un punto en que la tecnología ha crecido de manera exponencial, como para lograr aquello que “queramos” y aunque aun queda mucho, lo que parecía simple ficción se ha convertido en algo “accesible”, entre comillas sí, porque realmente, accesible, accesible no es, sólo por el momento para unos pocos. Así que resulta que nos enfrentamos a varios retos, por un lado hacer accesible lo inaccesible, como primer ‘salto’ ; el derecho a todos y para todos, ‘siempre’. Pero, como segundo salto, o incluso como antes aún del primero ¿para todos realmente? ¿en qué casos sí, y en qué casos no? ¿para qué causas es ético y para cuales no?, el gran problema social, cuánto desconocimiento sobre el tema atemoriza el simple hecho de nombrar esa palabra, condiciona tanto su aceptación, y ¿Dónde está el límite? Cubrir lo considerado como “normal”, ¿y qué es lo normal? Si es un concepto inexistente, cómo decidir quien debe y quien no, quien quiere y quien no.

Enno Park, un informático berlinés lleva implantes cocleares porque tiene discapacidad auditiva desde los 20 años. Por lo visto, no es el aparato lo que lo convierte en ciborg sino la posibilidad de desconectarlo y, por tanto, dejar de sentir cuando él quiera.

Persona con implante tecnológico… Y yo me pregunto; ¿qué hacen las personas que no tienen implantes? ¿Están activas de manera constante?…

Park ha creado una asociación que reivindica los derechos de los ciborgs y que reclama que ellos mismos puedan manipular el software de los implantes, lo que ahora es imposible.

 

 

Fuente: https://www.ara.cat/media/ficcio-explora-limits-etics-ciborgs_0_1822017801.html

 

 

 

Anuncios